La televisión como “niñera”

La televisión en nuestros días no es tan sólo un aparato tecnológico, sino que se ha convertido en un fenómeno social presente en la vida de todas las personas. Nos informa para tomar decisiones cotidianas, nos muestra modelos que mucha gente sigue, nos educa, nos entretiene, entre otras cosas que hacen que sea casi indispensable para nuestra rutina.

 Los roles que éste aparato cumple en nuestras vidas son muchos, y entre ellos algunos positivos y otros negativos, es decir, que algunos los cumple de un modo productivo y que nos hace bien, y otros no nos sirven y en algún punto nos hacen mal, o reemplazan cosas que son irremplazables.

 El rol de “niñera” que cumple la televisión cuando los padres aprovechan que sus hijos ocupan toda su atención y energía en mirar tele para tomarse un descanso y hacer sus cosas tranquilos, es un tema muy estudiado y polémico, que muchos critican pero también aprovechan.

 Entonces podemos ver que hay dos lados para analizar frente a éste fenómeno. Por un lado, la televisión es una perfecta compañía ya que está disponible las 24 horas del día y divierte al niño a la vez que le enseña cosas sin molestar, y por el tiempo que los padres necesiten.

Pero por el otro, que los niños estén mucho tiempo sentados frente a la televisión les trae problemas de sobrepeso, baja el rendimiento en el colegio porque distrae mucho, y muchas veces lo que ven los chicos no está controlado por sus padres, y esto es un grave problema. Además, hay muchos programas que muestran cosas que nos dejan enseñanzas pero también hay varios muy violentos o que nos muestran modelos que los niños siguen sin criterio alguno. La violencia, la sexualidad, los estereotipos y el abuso de drogas y alcohol son temas muy comunes en los programas que pueden hacer creer a quienes los ven que eso es lo normal. Por último, la publicidad se focaliza en éste público por ser tan sensible e influenciable. Según escribió Gustavo Quiroga para la Central de Medios EPM, “las distintas empresas ven a este segmento muy atractivo ya que en general los niños perciben las diferentes marcas, pero no prestan la misma atención en lo referido al precio. Todo el peso de esta última variable recae sobre la capacidad de compra de los padres, quienes son finalmente los que adquieren el producto aunque influenciados por sus hijos”

 En conclusión, que la televisión sea la niñera de los chicos, en muchos casos es muy útil para que los padres tengan un respiro, y si es por poco tiempo no tienen nada de malo, ya que hay muchos programas que estimulan la imaginación y el desarrollo de los niños. Pero lo ideal sería que los padres acepten la responsabilidad que tienen y no dejen que la televisión los reemplace en el crecimiento de sus hijos. Sería muy bueno que vean los programas con los niños, al menos para ver de qué se tratan y explicarles algo que no entiendan o vean de otra forma. La tele como niñera es buena mientras sea controlada en todos sus aspectos.

Fuentes:

http://www.educar.org/articulos/television.asp

http://www.guiainfantil.com/educacion/efectostele.htm

http://www.bebesymas.com/ser-padres/la-television-como-ninera

www.epmedios.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: