Cantidad Vs Calidad

“El show -y la polémica- ya están instalados. Y encerrados.” Así finaliza el artículo “Como encerrados en un televisor”, publicado el 17 de septiembre de 2010 por el diario Clarín. ¿Qué más se puede llevar a cabo en la industria de la televisión para atrapar nuevas audiencias, y de esta forma generar más raiting? ¿Las mediciones de audicencia, establecen la calidad del producto?

El nuevo reality, “El Marco” se puso en la pantalla de la televisión española a través de la cadena Antena 3, y consiste en la convivencia de dos personas en apenas 20 metros cuadrados y con sólo 40 minutos por día para salir del encierro. El premio para la pareja ganadora es de 100 mil euros, y entre ellos participan, novios, hermanos, amigos, entre otros. Cada pareja ocupa un insignificante departamento y todos comparten zonas en común, como la “Sala de desahogo”.  El público vota por la pareja que quiere que abandone la casa, y puede seguir los movimientos de las parejas, durante las 24 horas del día.

A su vez, el programa le debe informar a cada una de las parejas acerca de “su índice de popularidad” para que puedan tener la posibilidad de cambiar sus actitudes y así ganarse a los televidentes.

Como bien explica Sanchez Tabernero, en su artículo “El futuro de las empresas de comunicación“ el público tiene una mayor cantidad de tiempo disponible, por lo que busca informarse u entretenerse a través de la televisión. Sin embargo, no se conforma con “el menú del día”, y como la televisión no puede ofrecerle “elegir a la carta” como sí lo hace internet, tiene que buscar diferentes maneras de poder llegar a su audiencia. Así, los creativos transforman su actividad humana en busca de productos simbólicos que los espectadores puedan comprar.

Sin embargo, lo directores y productores de televisión consideran a la audiencia a través de un “excesivo comercialismo, numérico e instrumental”. Según Herrera Damas, en su artículo “La participación del público en los medios”, la finalidad primera de la televisión es precisar la cantidad de público que es capaz de alcanzar una determinada emisión. Así, se busca perfeccionar los sistemas de medición de audiencia y de audimetría, pero no establecer criterios de calidad de los programas televisivos

La dimensión cuantitativa del público continúa como dominante en la industria de la televisión, relegando aún la dimensión cualitativa, la cual podría establecer una mayor conexión entre los espectadores y el medio.  Vender seguirá siendo más importante que generar productos de calidad, hasta que los productores de televisión descubran  la importancia de comprometerse y conectarse verdaderamente con los intereses individuales de los  televidentes.   

 Fuentes:

–       Sanchez Tabernero, “ El futuro de las empresas de comunición”

–       Herrera Damas, “La participación del público en los medios”

–       http://www.clarin.com/espectaculos/television/encerrados-televisor_0_337166508.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: